¿Qué comer en la dieta Keto?

Antes de comenzar la dieta es necesario tomar en cuenta algunos puntos necesarios, para que se conlleve un proceso de manera efectiva y no obtener algunos riesgos, si no se toman las medidas adecuadas, por ello, se muestran los siguientes puntos resumidos a tomar en cuenta:

  • Siempre debes adquirir a una proporción, 5% de carbohidratos, de 20% de proteínas y 75% de grasas.
  • Los carbohidratos de tu dieta se deben comprender que es totalmente diferente a las fibras, aunque se considere que es un carbohidrato, pero simplemente la fibra no se digiere. De forma que, al tomar en cuenta los carbohidratos consumidos deberás tomar en cuenta los gramos de fibra que consumes.
  • El consumo de proteínas tiene su límite ya que se debe conservar como punto diferente ante los carbohidratos. Se recomienda consumir de 1 a 1,5 gramos por kilo de tu peso corporal ideal.
  • Recuerda que es muy importante mantener la hidratación, ya que nos ayudara a contribuir un proceso satisfactorio, de esta manera es importante consumir potasio y magnesio de los vegetales, para evitar la gripe cetogénica.

A continuación, se presentarán una lista de alimentos que se tomarán de acuerdo a su clasificación biomolecular. Que comer en la dieta Keto

Grasas saludables:

La grasa es lo más importante en la dieta cetogénica, del 70 al 80 por ciento de sus calorías diarias, por lo que es de prioridad las grasas inteligentes, ya que son necesarias. Esta lista de alimentos keto contiene la principal fuente de recursoscon grasas saturadas y monoinsaturadas, como mantequilla, además de aceite de coco, aceite de pescado y aceite MCT.

  • Grasas buenas, en especial las omegas 3, como lo vienen siendo: el pescado, el aguacate, aceite de linaza, etc.
  • Aceite MCT, los cuales son aceite de coco, aceite de aguacate, aceite de oliva, entra otros.
  • Mantequilla, la manteca, la grasa tanto de pollo o pato.

Proteínas:

  • Una de las mejores proteínas, son las derivadas de los animales como lo viene siendo, pescado, carne de res o pato, pavo, leche, huevos, etc. De preferencias que los cortes de carne, tengan un exceso de grasa, especialmente en el caso de la res.
  • Antes mencionado el huevo sabemos que es un alimento animal rico en proteínas, por ello es uno de los alimentos principales en esta dieta.
  • Otra comida importante al igual son los derivados del mar como vienen siendo: atún, Salmon, sardinas, entre otros.

Si no se puede obtener las proteínas de un origen animal, también se puede adoptar la opción por el concentrado de proteína de suero (no aislado), que ayuda a aumentar la producción de glutatión.  Es indispensable evitar las carnes empacadas, realizadas y producidas en fábrica o muy procesadas.

Verduras sin almidón:

Las verduras pueden contener carbohidratos desapercibidamente a su dieta. Su lista de alimentos ceto se basa en un principio a vegetales ricos en nutrientes y bajos en carbohidratos, con cantidades más pequeñas de aquellos en la zona moderada. Las verduras de raíz alimenticia son más altas en carbohidratos, por lo tanto, limite el uso de vegetales con almidón moderado como puerros, pastinacas, calabaza, batatas y colinabo, y evite todas las demás papas.

  • Es muy importante tomar en cuentas las verduras, en especial las que no contiene almidón, como viene siendo: vegetales de hoja verde, como lo es la espinaca, la col rizada, las acelgas, etc.
  • Los coles son muy importantes también ya que tienen niveles de carbohidratos muy bajos y además tienen una gran cantidad de electrolitos y nutrientes. Algunas de estas verduras son brócoli, la coliflor y el repollo.
  • Entre otras verduras se tomarían en cuenta también los espárragos, el tomate, los champiñones, etc. Aunque tenga un poco más de carbohidratos no importa solamente hay que controlar las cantidades y los niveles recomendados.

Nueces, semillas y legumbres:

Aunque son unas de las principales fuentes de grasa, los frutos secos suelen acumular rápidamente proteínas y carbohidratos, y a menudo son inflamatorios. Coma nueces más gordas como las nueces de macadamia y las pacanas, pero limite las ricas en omega-6 inflamatorio, como los cacahuetes y las semillas de girasol. Solo use las harinas de nuez (almendras, coco) con moderación, ya que están llenas de proteínas. Para mantenerse en cetosis, limite las nueces que tienen una gran cantidad de carbohidratos como los anacardos, pistachos y castañas, y evite la mayoría de los frijoles.

Bebidas:

  • Agua
  • Café especialmente sin azúcar o cuidar las cantidades de azúcar.
  • Caldo de hueso
  • Té verde o negro, de preferencia sin azúcar.

La dieta cetogénica, obtiene resultados idénticos a lo que se presentarían en una dieta llamada ayuno intermitente, entonces se podría considerar una opción de igual similitud en los resultados finales. Se trata de una dieta que dará un giro completamente distinto a tu organismo, ya que procesa la energía, de manera que este cambio vendrá con un proceso de transición y algunos síntomas comunes.

Tipos de dietas cetogénicas

La conferencia de consenso promovida por la Fundación Charlie en diciembre de 2006 en la que participaron 26 expertos de todo el mundo (15 neurólogos y 11 dietistas-nutricionistas) concluyeron, a la luz de los datos disponibles y de su propia experiencia, no es posible decidir cuál de las dietas cetogénicas (DC) utiliza es la mejor y, por tanto, cada centro podría utilizar con la que se sienta más cómodo (seguridad, factibilidad, eficacia), bien fuera de la DC clásica, cualquiera de las que contienen triglicéridos de cadena media (TCM) o alguna de las dietas alternativas (dieta de Atkins modificada o la dieta de bajo índice glucémico).

Dieta cetogénica con TCM

Los triglicéridos de cadena media (TCM, C6-C12) son más cetogénicos que los triglicéridos de cadena larga. En 1971, Hunttenlocher introdujo una variante en la DC clásica incluyendo TCM. Permiso un consumo de mayor cantidad de HC y era, por tanto, más palatable, al tiempo que la eficacia era similar a la de la DC clásica; sin embargo, su empleo se acompaña de más efectos indeseables, fundamentalmente en el dispositivo digestivo (retortijones, vómitos, diarrea), lo que tiene limitado su uso.

La dieta consiste en un 71% de grasas, un 19% de HC y un 10% de proteínas, con una proporción cetogénico de 1,2: 1. El contenido en TCM suma alrededor del 60% del aporte calórico total.

Dieta cetogénica en neonatos y lactantes

Un apunte breve sobre la posibilidad de usar la DC en neonatos y lactantes: se debe considerar que no se debe usar por debajo de los dos años debido a sus características especiales y la falta de experiencia en ese grupo de edad. El conocimiento de que el cerebro del lactante utiliza los cuerpos cetónicos mejor que el niño mayor animó a su empleo, lo mismo que su utilización en el caso de los errores innatos del metabolismo (déficit de piruvato deshidrogenasa y déficit de GLUT-1). Las características de la dieta en este grupo de edad son similares a las de la empleada en los niños más mayores, y el cálculo de requerimientos es similar (80-100% de requerimientos de energía y 80-100% de requerimientos RDA de proteínas, sin restricción de líquidos; relación 3: 1 o 4: 1).

Dieta de Atkins modificada

La dieta de Atkins modificada fue diseñada en el hospital John Hopkins en un intento de crear una dieta más aceptable y menos restrictiva para niños con trastornos de conducta y adolescentes en quienes los padres y los neurólogos son reacios a iniciar la DC (Dieta cetogénica) clásica. La composición es similar a la dieta con una relación 0,9-1: 1, con un 65% de las calorías de las grasas. Los HC se limitan a 10 g / día establecido, con aumentos progresivos después de un mes a 15 gy después a 20-30 g / día según la tolerancia basada en el control de la crisis. Los HC pueden darse cuenta de una sola vez o a lo largo de todo el día.

Se denomina de Atkins “modificada” porque la restricción de los HC es indefinida (no solo en la fase de inducción), porque la grasa es recomendada (no solo permitida) y porque la pérdida de peso no es el objetivo. Esta dieta no precisa ayuno en su inicio y, por tanto, evita el ingreso hospitalario. En los datos publicados, los efectos secundarios son menores que con la DC clásica: variaciones de las concentraciones de colesterol total y colesterol LDL y, en ocasiones, aumento ligero de la urea.

¿Qué es la dieta cetogénica?

La dieta cetogénica se ha utilizado con éxito desde la década de 1920 para el tratamiento de las convulsiones epilépticas en niños; sin embargo, se ha utilizado como propuesta dietoterapéutica para el sobrepeso y obesidad a partir de la década de 1970, provocándose un importante auge de las dietas altas en proteínas impulsada por los libros sobre la dieta de Atkins; sin embargo, los informes científicos sobre la eficacia de dicha dieta aparecieron mucho más tarde.

Las características distintivas del tratamiento con dieta cetogénica son la producción de cuerpos cetónicos (principalmente β-hidroxibutirato, acetoacetato y acetona), productos de oxidación de ácidos grasos en el hígado y la reducción de los niveles de glucosa en la sangre. Los cuerpos cetónicos tienen un sustrato alternativo a la glucosa para la obtención de la energía, y en el cerebro en desarrollo también tienen elementos esenciales para la biosíntesis de las membranas celulares y lípidos.

Propiedades de la dieta cetogénica

En la dieta cetogénica es importante tener presentes las propiedades conocidas como directas (concentración elevada de cuerpos cetónicos, y de grasas y restricción de calorías aportadas por los hidratos de carbono) y sus efectos potenciales indirectos (efecto sobre los neurotransmisores, los canales iónicos, o en la biogénesis mitocondrial). Los cuerpos cetónicos producen sustratos alternativos para su utilización en el ciclo de los ácidos tricarboxílicos e incrementan la función mitocondrial.

Los pacientes con déficit de piruvato deshidrogenasa (PDH) pueden mostrar mejoría con la dieta cetogénica. La deficiencia en la PDH afecta la propiedad de la célula de convertir el piruvato en acetil-CoA afectando al flujo de precursores desde la glucólisis al ciclo de los ácidos tricarboxílicos y limitando la producción de energía mitocondrial. Los síntomas más frecuentes son acidosis láctica, malformaciones cerebrales y retraso psicomotor, que provocan el fallecimiento en los primeros meses o años de vida en las formas más graves.

Suspensión del tratamiento

Entre las ventajas que nos pueden ofrecer la dieta cetogénica, encontramos que tiene un mayor efecto saciante, lo que puede disminuir la ingesta calórica, no afecta el perfil lipídico e incluso puede ayudar a mejorarlo, específicamente reduciendo las complicaciones plasmáticas de colesterol total y triglicéridos, así como aumenta los niveles de colesterol HDL.

La dieta cetogénica debe mantenerse durante al menos tres meses para valorar su eficacia. Si las crisis aumentan al iniciarla, suspender, del mismo modo que se actuaría con otro antiepiléptico. En general, se recomienda mantener el tratamiento con dieta cetogénica durante dos años si la respuesta en la reducción de las crisis es superior al 50%. Si la respuesta ha sido superior al 90% y los efectos secundarios son leves, el mantenimiento se puede ampliar incluso a 6-12 años. El hecho de marcar estos límites se basa en el manejo clásico de los FAE. Debe respetar la decisión de la familia si se mantiene la dieta, pese a que no haya control de la crisis, en razón de la mejoría en el estado de alerta o por otros motivos.